Qué es la contaminación lumínica y cómo se produce

¿Qué es la contaminación lumínica?

La contaminación lumínica es la situación que se produce cuando las emisiones artificiales de luz (las provocadas por luminarias) provocan un desequilibrio en el ecosistema. Normalmente, las luminarias son de alta intensidad y, cuando no están ubicadas y diseñadas de manera eficiente,  terminan enviando halos de luz hacia el suelo y el cielo. 

Por eso, nuestros cielos han dejado de ser negros durante la noche y, ¿sabes lo más grave? Que el 60% de los habitantes de la Unión Europea no pueden ver la vía láctea por exceso de luz. ¡Sobre todo en zonas urbanas!

Seguro que ya observaste cómo se ven algunas de las principales ciudades Españolas desde la Estación Espacial Internacional, ¿verdad? Os dejamos, de ejemplo, Madrid:

https://twitter.com/esa_es/status/1488438221008687105?t=K9lpTeWVH4w_x3aIS0LbVA&s=08

 

Si quieres ver cómo está la contaminación lumínica en otros lugares del mundo, visita esta web.

Toda esa luz que brilla en la noche más profunda es lo que llamamos “contaminación lumínica”. Además, hay que recordar que España es el tercer país europeo con mayor tasa de contaminación lumínica (¡y de gasto energético!).

 

Causas de la contaminación lumínica

En primer lugar, y como es obvio, una de las primeras causas es el efecto de la vida humana en la tierra. Si pensamos, cuanto más nos desarrollamos, más luz necesitamos. Ahora no se trata solo de iluminar las primeras ciudades, ahora necesitamos llegar a las aldeas y pueblos más remotos de todo el territorio del mundo y de cualquier continente.

Dado que eso no podremos evitarlo, dado que todos tenemos derecho a disfrutar de luz eléctrica, zonas seguras e iluminadas y un espacio habitable allá donde residamos, sí que podemos mitigar algunas de las causas que la generan:

  • Poca conciencia: tiendas, oficinas, casas iluminadas durante la noche, aunque no se requiera el uso del espacio.
  • Uso excesivo de la luz: tanto en potencia contratada como en potencia lumínica, siendo muchas veces mayor de lo que es conveniente para el uso humano o del espacio.
  • Excesiva iluminación exterior: luminarias de las zonas viales, parques, espacios residenciales o cualquier zona urbana o industrial.
  • Niebla contaminante: es un elemento que provoca que las luces emitidas por las ciudades se reflejen  hacia el cielo y generen brillos en los mismos. 

Algunas iniciativas relevantes para reducir la contaminación lumínica

Hay varias iniciativas que pueden destacarse de diferentes entidades y asociaciones que llevan años trabajando para que podamos volver a disfrutar de un cielo estrellado y una larga vida para el planeta.

  • Movimiento Cielo Oscuro: es una campaña iniciada por astrónomos profesionales que busca reducir la contaminación lumínica. Acciones como La Hora del Planeta guardan relación con estas iniciativas.
  • Slowlight: puesto en marcha en Galicia, busca generar un nuevo sistema de iluminación de los edificios públicos, de manera que las ciudades sean más sostenibles.
  • Inclusión de más luminarias exteriores que reduzcan la contaminación lumínica: es importante que se incluyan luminarias exteriores que cuenten con certificaciones de reducción de la contaminación lumínica. En este sentido, el IAC (Instituto de Astrofísica de Canarias) certificó que las luminarias ROBLAN cumplen con este requisito, por su parte, el Centro de Estudios de Medición y Certificación de la Calidad (CESMEC) avaló que nuestras luminarias cumplen con las normas de seguridad, consumo y protección del medioambiente. Así mismo, muchas de nuestras luminarias viales hechas en España, como la SATT, la COMET o la STRELA, cuentan con su certificado ENEC, otorgado por AENOR, indicando que cumplen con las normas europeas en lo relativo a seguridad.

¿Te ha parecido interesante? La contaminación lumínica es una problemática a la que en ocasiones no se le presta la debida atención. En ROBLAN, expertos en iluminación eficiente por medio de luminarias LED, somos muy conscientes de ello y de la importancia de que más y más personas se conciencien sobre esta situación.  Si tienes cualquier duda, ¡escríbenos! Nos encantará resolverla.